Archivo de la etiqueta: PANICO

Mi piso no se vende, ¿qué hago?


Que no cunda el pánico. Vender una vivienda no es fácil en
tiempos de crisis, pero tampoco es una tarea imposible. Los
expertos recomiendan no resistirse a bajar el precio y no
demorar la venta a la espera de ofertas mejores.

La crisis se ha cebado en el mercado inmobiliario. Según la
agencia de tasación Tinsa, hoy un piso vale casi un 24% menos
que en diciembre de 2007, cuando la burbuja tocó techo. Por eso,
vender una vivienda se ha convertido es una tarea titánica para
muchos, que se desesperan al ver pasar los meses a la espera de
un comprador, mientras el valor de su piso se deprecia.

Para vender rápido y bien, las agencias inmobiliarias aconsejan
marcar un precio acorde con la realidad del mercado y no demorar
la venta a la espera de ofertas mejores. Es probable que nunca
lleguen.

Estas son las cinco claves para vender un piso en tiempos de
crisis, según los expertos de Tecnocasa e idealista.com:

1. PONERSE EN MANOS DE PROFESIONALES: Aunque parezca que
cualquiera puede hacerlo, vender viviendas es una profesión. Por
ello, el mejor consejo es ponerse en manos de un profesional que
le aconseje sobre la mejor manera de comercializar el inmueble,
sobre el precio que debe pedir para cerrar la operación y que le
ayudará con el papeleo. No hay que olvidar que las inmobiliarias
se llevan una comisión, pero se ocupan de todos los trámites
relacionados con la venta: seleccionan a los compradores,
gestionan las visitas y enseñan la casa sin que usted tenga que
intervenir.

2. AJUSTAR EL PRECIO: Si preferimos hacerlo por nuestra cuenta,
debemos ser conscientes de la importancia de saber poner
correctamente el precio. El particular que quiere vender ahora
va un poco a ciegas y no suele fijar un buen precio de salida,
lo cual es clave para vender rápido y no alargar la operación
durante meses. Es preciso estudiar el mercado y buscar pisos
parecidos al nuestro en la misma zona. También es importante
tener claro que esas viviendas son competencia directa y que si
queremos vender, nuestro precio tendrá que estar siempre por
debajo. La mejor opción es realizar una tasación previa y
aplicar un descuento de entre el 10% y el 20% a la cantidad que
nos indique. Así nos estaremos asegurando de poner nuestra
vivienda al alcance de la demanda. Si compramos la vivienda
durante el `boom’, es probable que lo tangamos que vender por
debajo del precio que pagamos entonces. Es mejor asumirlo para
evitar dilaciones y rebajas constantes.

3. PONER LA CASA ‘GUAPA’: También es importante hacer nuestra
casa atractiva para el comprador, pero no solo por el precio. No
es necesario invertir mucho dinero en grandes reformas, pero
algunos arreglos básicos la pondrán guapa. Es importante pintar,
limpiarla a fondo y eliminar todos los detalles personales.
Quien busque comprar una casa no tiene por qué coincidir con
nosotros en la decoración, así que es mejor dejarla lo más
neutra posible.

4. BUSCAR COMPRADORES: Es preciso que seamos conscientes de
dónde están los compradores e ir a buscarlos allá donde estén.
Hay millones de personas de buscando piso en nuestro país y
muchos de ellos realizan esa búsqueda por internet. Por lo
tanto, es importante anunciarse en la red y no escatimar en
fotografías e información adicional. La mayoría de las
inmobiliarias ofrecen actualmente esa posibilidad. Lo de poner
el cartel en la vivienda, ha quedado atrás. Otra cuestión
importante de cara a ‘cazar’ compradores es no mentir: hay
palabras que visten mucho los anuncios, como “luminoso”, “para
entrar a vivir” o “excelente ubicación”; pero, cuando las
utilicemos es importantes que lo hagamos con rigor. Si mentimos,
tendremos más visitas, pero no serán de calidad porque no
responderemos a sus expectativas.

5. CONVERTIRNOS EN VENDEDORES: Ahora es preciso que nos
preparemos para actuar como un vendedor: debemos tener el
teléfono siempre a mano y no tardar nunca más de 24 horas en
responder a una solicitud de información. Tenemos que estar
disponibles para enseñar el piso cuando sea necesario y sobre
todo, es indispensable que actuemos con amabilidad y simpatía,
sin agobiar a las visitas, que deben tener el tiempo suficiente
para ver el inmueble con tranquilidad. Además, debemos ser
capaces de responder a sus dudas: gastos de comunidad, si los
electrodomésticos están en garantía, etc.

———- ———- ———- ———- ———- ———-

(c) 2011, expansion.com (http://www.expansion.com/)

publicado por: HM PROMOCIONES