Archivo de la etiqueta: conciencia

Prioridades, causas y personas.


Ahora que llegan las vacaciones, el tiempo de reflexionar y también descansar,  me he planteado unas preguntas a este blog que nunca descansa.

¿Qué factores deciden los valores de nuestra lista particular de importancias?

¿Qué es lo que hace que pongamos por delante unza tarea en nuestra agenda antes que otra?

¡Ah!

Las respuestas pueden ser tantas:

Necesidad, inercia, convicción, educación, estado de ánimo, causa, efecto, lugar, tiempo, casualidad, presión, conciencia o tal vez la suerte de la inteligencia emocional.

En nuestro  trabajo y  tarea a diaria, por no decir en cada instante, nos encontramos con la elección ó la imposición de las prioridades.

El hecho  de tener que dar más importancia a una tarea, un encomendado ó una petición, nos aturde.

Y claro que nos hemos preguntado cuales son los valores reales y cual es la meta a la hora de elegir y decidir entre atender la llamada de un cliente de hace 10 años o atender en el comprador de un chalet de 300 mil en potencia que tenemos delante.

Creo que cada uno tiene su formula particular y personal pero personalmente he luchado  para que yo pueda seguir con la mía.

Simplemente . “Yo no decido”

No compañeros, no decido y tampoco soy quien para hacerlo.

En mi trabajo he de hacer lo que me mande el mercado, los clientes y las peticiones pero ante todo me deben de importar los demás.

Si a mi me llama una señora, que me compró un bungalow hace 10 años, deshechita de estrés por que su tubería esta atascada, quién decide que el señor que me quiere comprar un chalet de 300 mil es mas importante que la mujer de la tubería?

Y pienso así:

Primero: La Señora de la tubería se ha acordado de mí.

Segundo: El señor del chalet todavía no solo no me ha comprado,  ni me conoce.

Y luego pienso lo decisivo: Lo mas importante para la de las tuberías son sus tuberías, mientras el del chalet tiene 20 agentes hambrientos detrás de él, ni siquiera se si  le voy a vender y  la de las tuberías solo me tiene a mi.

Atiendo a a la de las tuberías.

¿Por que?

Por la sencilla razón de que si esto tiene que tener algún sentido hemos de actuar con corazón y no medir minutos en euros y céntimos, pero sí en valores.

En este trabajo no tratamos con números, ni con expedientes, si no con personas y somos humanos. Tiene que importarnos los demás, sus prioridades y sentimientos.

A mi  me llena de ternura el corazón cuando me dan abrazos por haber hecho cumplir sueños, cuando me llevan flores a la oficina, me dan las gracias cuando yo solo he hecho mi trabajo.

Cuando vendemos una vivienda hacemos felices a todos, a quien la vende,  a quien la compra, al registrador, al notario a sus empleados…. dichosos somos por poder ayudar, por tener un buen trabajo que nos permite ser  humanos humanitarios y además tenemos la llave de la despensa de nuestros empleados y colaboradores. Que gran suerte, nos ha brindado la vida y a la par una gran responsabilidad.

Eso si, tenemos que saber estar, en lo grande y en lo pequeño. La vida laboral y este oficio nos da lecciones de grandeza y de humildad, y lo último tampoco nos viene mal para bajarnos un poco los humos.

Feliz verano a tutti cuanti.

publicado por: LUNDQUIST & NIELSEN