Archivo de la categoría: EMBARGO

El director de Real Estate en Andalucía asegura que aún no se cruza la oferta y la demanda en términos de rentabilidad, pero asegura que se está despertando el apetito inversor.


La oportunidad, surgida de la situación de estrés que vive el sector inmobiliario, es un elemento que puede empezar a actuar como dinamizador del mercado. Durante la crisis, la oferta y la demanda no se han cruzado en términos de rentabilidad exigida ni de precios, pero BNP Paribas Real Estate prevé que ese gap se vaya disminuyendo en los próximos meses.
Según explica Álvaro Rojas, director territorial de la compañía en Andalucía, entre 2008 y 2010 se registraron muy pocas operaciones de compra-venta o alquiler de inmuebles: “Con la crisis se preveía que esa diferencia se iba a reducir pero se ha mantenido”. Sin embargo, asegura que ahora han comenzado a aflorar buenas ocasiones de negocio.
En el segmento industrial y logístico el desfase entre la exigencia de los propietarios y lo que solicitan los inversores es mayor que en el resto de áreas. El directivo lo sitúa en el 8% por el lado de la oferta y en el 12% por el de la demanda. Para oficinas, la diferencia es menor: un 6% frente al 8%-9%; mientras que en los locales comerciales la media es del 5% y el 7%.
Rojas asegura que hay fondos que antes estaban orientados al Norte de África, tanto para desarrollo comercial como residencial, que ahora se están fijando en Andalucía, como consecuencia de las revueltas árabes. Asimismo, sostiene que cuando cambie la coyuntura, la región se situará “como una zona del Sur de Europa con gran potencial”, especialmente en el segmento turístico-residencial.
Tanto para la comunidad como para el resto del país, el grupo francés considera que la verdadera recuperación se dará en el segundo tramo de 2013.
En general, el perfil del inversor actual son familly office y fondos extranjeros, “buscando operaciones en oportunidad o ajustadas al nuevo escenario”.
Por otro lado, explica que de la misma manera que las dificultades de acceso a la financiación están multiplicando las operaciones corporativas, “esto trasladado al sector inmobiliario supone más transacciones de sale & leaseback y compra-venta”.
Precisamente, la Junta ha acudido a esta fórmula y, tal y como adelantó EXPANSIÓN, el pasado día 17 de junio, le ha adjudicado a BNP Paribas la comercialización de un paquete de 49 edificios administrativos por los que quiere ingresar hasta 600 millones de euros. Al concurso se presentaron todas las grandes consultoras inmobiliarias internacionales.
Como en este caso, la crisis también está abriendo nuevas oportunidades de negocio a estas empresas. Otra sería la gestión de activos de bancos, donde el grupo galo también ha entrado. En Andalucía, tiene en cartera unas 3.000 viviendas, tras firmar acuerdos marco con entidades como Cajasol, Santander Real Estate, Caja Granada, Bankinter, Unicaja, Caja Duero o BBVA, entre otros.
Junto a ello, el directivo destacó la buena marcha de la promoción de inmuebles que comercializa en Nervión (Avenida Ramón Carande, Sevilla), cuya venta le encomendó Santander. En las últimas tres semanas hemos vendido 50, “lo que ratifica que el buen producto a buen precio y bien situado sigue generando demanda”.

fuente: expansion.com

¿por qué es mejor que vendas el piso antes de que te lo venda el banco?


Martes, 25 Enero, 2011 – 09:00

publicado por equipo@idealista

cuando un hipotecado empieza a tener evidentes problemas de pago, una de las ideas más duras de asumir es que probablemente ha llegado el momento de vender la casa. según el portal especialista en hipotecas helpmycash.com, lo más fácil es aferrarse a la esperanza de que el problema se arreglará en breve, reanudaremos los pagos y todo volverá a la normalidad

pero ante una situación de riesgo de embargo solo cabe ser realistas y actuar cuanto antes; no olvidemos que incumplir un contrato hipotecario con una entidad bancaria tiene graves consecuencias como:

• pago de intereses de demora (de hasta 2,5 veces el interés de nuestra hipoteca, es decir, hasta 7,5% si estábamos pagando un 3%)

• pago de comisiones de impago (unos 30 € por cada reclamación efectuada)

• pago de costas judiciales

• pérdida de nuestra casa y de todo lo invertido en ella

• embargo de nuestra nómina y bienes

• embargo de bienes de los avalistas, si los hay

por eso, llegados a un punto, se impone tomar una decisión, según veamos nuestro futuro financiero:

1. estamos muy seguros de que nuestra situación económica va a mejorar en breve (porque acabamos de encontrar un nuevo trabajo, por ejemplo) y podemos pagar ya al banco todos los retrasos más intereses, por ejemplo:

en este caso nos podemos plantear luchar por mantener nuestra casa

2. no tenemos la seguridad de que nuestra situación vaya a mejorar a corto plazo ni podemos asumir la deuda más los gastos generados. en este caso, será necesario mentalizarse de que es mucho mejor vender la casa cuanto antes, aún si es por menos del valor de nuestra deuda con el banco. veamos por qué

¿qué pasaría si el banco nos embargara la casa?

aproximadamente un año después del primer impago, el banco pone la vivienda a subasta, pero por un valor inferior al valor que le dio la tasadora cuando nosotros firmamos la hipoteca. si esta subasta queda desierta (cosa que pasa en 9 de cada 10 casos, según estadísticas de los juzgados españoles), el banco tiene el derecho de comprar el inmueble por el 50% del valor de salida. por ejemplo:

si nuestro primer impago apareció pocos meses después de la firma de la hipoteca, le seguiremos debiendo una gran parte del préstamo al banco, ya que, en las primeras cuotas, se pagan muchos intereses y se amortiza poco capital, debido al sistema de amortización francés aplicado a la mayoría de hipotecas en españa. pongamos, por ejemplo, que dejamos de pagar cuando nuestra deuda era todavía de 99.000 euros. si nos compran la casa por 40.000, aún deberemos al banco 59.000 euros

en este caso, habría sido preferible ponerla a la venta antes de empezar a dejar de pagar la cuota, y haberle comunicado al banco nuestra intención de vender. así, habríamos tenido muchas posibilidades de negociar una reducción de la cuota o unos meses de tregua mientras duraba nuestro problema. y aún en el caso de que la oferta del mejor comprador fuera solo de 90.000 euros, sería preferible deber los 10.000 restantes al banco que los 59.000 más todas las comisiones de demora e intereses

en cualquier caso, lo peor que podemos hacer es dejar de pagar sin haber avisado de la situación al banco y dejar que otros (entidades, juzgados…) gestionen nuestra vivienda y nuestro problema sin tener ningún control de la situación

visitar portal de oferta hipotecarias helpmycash.com