los errores más comunes de los hoteles


martes, 15 mayo, 2012 – 07:40
publicado por giuliano gasparini

los errores más comunes de los hoteles
artículo escrito por giuliano gasparini, vicepresidente jones lang lasalle hotels

como consultor de hoteles y, aún más, como usuario final, siempre me ha molestado quedarme en un hotel donde conseguir las cosas me resulte aún más complicado que en mi vida cotidiana. en nuestra imaginación colectiva, los hoteles son lugares mágicos donde existen personas dedicadas a solucionar nuestros problemas o conseguir nuestros caprichos las 24 horas al día, siete días a la semana

el factor emocional es cada día más importante. y esto lo saben muy bien las empresas hoteleras como hospes, que han añadido a su nombre comercial eslóganes como “hotels & moments” o lagrimas hotels (pequeña cadena portuguesa) cuyo eslogan es “hotels & emotions”. claramente hay una diferencia entre el marketing y la realidad de esos “moments” o “emotions” que no siempre son emociones y momentos que se quieren recordar

es por este motivo que hoy he decidido hablar de los errores más comunes en el mundo hotelero:

1.- diseño por diseño: si nuestro objetivo es lograr la primera página de la revista “wallpaper” o ganar el título de “world’s best hotels”, necesitaremos un arquitecto loco con inspiración ilimitada. la mayoría de las veces, estos diseños preciosos que podrían fácilmente encontrarse en el prado tanto por lo bonito como por lo agradable al verlo, pero por desgracia no están pensadas para usuarios normales, están solo diseñadas para ser admiradas (y después reservar otra habitación de otro hotel donde poder dormir)

2.- el tamaño aumenta de las habitaciones cuando estoy de vacaciones: muchas veces, los “developers” que desarrollan un resort por primera vez, contratan arquitectos que ya han tenido experiencia en el mundo hotelero (en general, en hoteles urbanos). estos aplican, en el tamaño de las habitaciones, los mismos estándares que se usan en hoteles urbanos. mientras que las habitaciones urbanas no están ideadas para el placer diario, las habitaciones de un resort sí (o por lo menos lo deberían). esto implica tener espacios más amplios donde sentarse cómodamente y leer un libro

3.- estética vs. funcionalidad: sí, es verdad, a todos nos gustan las habitaciones “chulas”, pero también es cierto que queremos confort cuando estamos en ellas. uno de los errores típicos es el de amueblar las habitaciones con mesas y sillas de ultra diseño que no nos permiten sentarnos con las piernas bajo la mesa. el resultado es tener que trabajar con el ordenador en algunas mesas en las cuales resulta más peligroso para nuestra espalda o piernas ¡que hacer senderismo en el kilimanjaro!

4.- no soy “elastic girl”: otro error típico de una habitación es la situación de los interruptores. en algunos casos estamos ya con nuestro “pijamita”, bajo la manta blanca de la cama, cansados de un día intenso de trabajo, deseando cerrar los ojos, cuando nos damos cuenta que nuestro brazo no es lo suficientemente largo para llegar a apagar la luz. quizás una solución podría ser… ¿incorporar esta función al mando de la televisión?

5.-  “salvad el amazonas” pero ¡¡dadme electricidad!!: el concepto de “cuando uno está fuera de su habitación ya no necesita aire acondicionado, electricidad o luz”, es un concepto que los hoteleros nos venden con el fin de respetar y proteger el medio ambiente. la verdad es que es un ahorro de coste increíble. de igual manera encuentro tan justo el salvar el amazonas como poder cargar mi ordenador portátil o mi móvil durante mi ausencia. qué coincidencia que esto siempre pase dos minutos después de haber quitado la tarjeta-llave de nuestra habitación. consejo importante: siempre pedir dos llaves…

6.- “et fiat lux” dijo dios el primer día de la creación, según la biblia: lo mismo digo yo cuando por la noche estoy trabajando con mi ordenador en un hotel. el resultado es que las lámparas utilizadas hoy en día son fabulosas, tienen 27 posiciones distintas, se pueden ajustar a distancia, pero se han olvidado de que el objetivo fundamental es: dar luz. una luz suficiente para ver y trabajar. que dios era todopoderoso y podía más que yo, lo tengo muy claro, pero también me esperaba que un hotel se encargue de mi necesidad primaria: ver

todo esto implica que es importante, en el momento de construir un hotel, ponerse en las manos de expertos. todos nos hemos quedado a dormir muchas veces en hoteles pero esto no significa que todos entendamos de verdad, lo que ocurre en su interior a nivel operacional. un arquitecto hotelero sabe manejar la estética y la operación y, terminada la fase del proyecto, no corremos el riesgo de encontrarnos con un hotel precioso sin ningún operador capaz de gestionarlo

vuestro cliente final os lo agradecerá mucho, y vuestra cuenta de explotación y retorno sobre la inversión, también

artículo visto en el blog de jones lang lasalle

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s