El 75% de los españoles podrá desgravarse la vivienda aunque cambie la ley en 2011


El anunciado fin de la desgravación por compra de vivienda sólo afecta a las rentas superiores a 24.000 euros. Y apenas una cuarta parte de la población asegura tener unos ingresos que superen ese listón.

Muchos españoles están planteándose adquirir una vivienda este año, aunque confían en que los precios seguirán bajando en el futuro, por miedo a perder la desgravación por compra de la primera residencia. Pero la realidad es que este temor es infundado para la inmensa mayoría.

La norma que aprobó el año pasado el Gobierno de eliminar los incentivos fiscales a la adquisición de una casa afecta sólo a las rentas superiores a 24.000 euros brutos, un listón que apenas reconoce rebasar el 25% de la población española en su declaración de IRPF, según el Ministerio de Vivienda.

Por tanto, el 75% de los españoles podrá seguir beneficiándose de la desgravación fiscal a partir de 2011, cuando entrará en vigor la nueva normativa. Además, aquellas parejas que adquieran una vivienda en común, podrán acogerse a esta ventaja fiscal por partida doble si ambos ganan menos de 24.000 euros brutos. Es decir, en estos casos, el límite de la renta familiar son 48.000 euros.

 También debe tenerse en cuenta que el volumen de la desgravación será menor cuando mayor sea la renta. De este modo, todos los trabajadores con unos ingresos inferiores a 17.000 euros seguirán beneficiándose del actual límite de deducción de 9.015 euros. Dentro de este grupo se enmarca la mitad de la población española. Por encima de esta cifra, y hasta superar el listón de los 24.000 euros, la deducción se reducirá linealmente.

Además, a esta ventaja fiscal debe sumarse la correspondiente al tramo autonómico, que varía según la comunidad en que se viva. En Madrid, por ejemplo, la presidenta Esperanza Aguirre reaccionó al cambio de normativa del Gobierno elevando en un 20% la deducción regional.

Actualmente, la deducción media del 15% por compra de vivienda se divide entre un 10% de la parte estatal, y otro 5% de cada comunidad. Con el cambio introducido por Aguirre, los madrileños han visto subir en un punto, hasta el 6%, la parte regional, lo que equivale a un aumento del 20% y un ahorro medio de 90 euros anuales para cada beneficiario, según los cálculos del Ejecutivo madrileño.

 La realidad demuestra que a pesar de todo el debate existente entorno a la desgravación por vivienda, muy pocos españoles se benefician del máximo posible, es decir, los 1.350 euros que se consiguen si anualmente se aporta a la financiación de la casa el máximo de 9.015 euros. Sin embargo, la deducción media ronda los 900 euros por contribuyente (unos 75 euros al mes).

Estos datos también pueden llevar a reflexionar sobre el impacto real que puede tener en el bolsillo de cada consumir el lanzarse a adquirir una vivienda ahora, ante un horizonte en el que la mayoría de los expertos prevé todavía importantes caídas de precios, para beneficiarse de la desgravación.

Además, quienes ya son propietarios de un inmueble y, por tanto, se están beneficiando de las ventajas fiscales, podrán seguir haciéndolo, aunque cambie la ley tenga una renta superior a 24.000 euros anuales.

(ARTICULO VISTO EN  IDEALISTA NEWS)

publicado por: VILLAS Y CASAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s