La tierra que solo sirve para plantar casas.


Llegó la crisis financiera y el gobierno local  de Torrevieja se preguntaba:

¿De donde vamos a sacar mas jugo de unas tierras que según nuestro entender solo sirven para plantar casas?

Se presentaba feo el asunto, no entraban solicitudes de obras nuevas, no había mas patrimonio para vender, no lograban mas créditos por estar con el Plan de Saneamiento, no había muchas transacciones inmobiliarias y fallaba la entrada de impuestos y plusvalías.

“El IBI”, pensaron; “Subamos otra vez el IBI, si nadie vende ni compra casas, que se cotice más los que aguantan”.

Pues no.

Eso era imposible.

Ya se había quedado sin margen de maniobra al haber alcanzado el punto máximo de la horquilla que permite la ley.

Así que tocó crujir a los que venden su vivienda;

La Plusvalía!  El Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana.

Una brillante idea, los que venden al menos tienen dinero  fresco, bajan los precios, subirán las transacciones, ahí tenemos una tajada.

No podían SUBIR, pero sí quitar lo que habían dado….

Y de un plumazo quitaron la bonificación del 40% contando desde el 1 de enero.

Esto no sería tan grave si los propietarios no tuvieran que vender su casa con perdidas de hasta un 50% comparado  con el 2007.

No sería tan grave si las casas en Torrevieja no tuvieran el valor catastral al menos 4 veces mas alto que cualquiera de los cinco municipios colindantes (Guardamar, Rojales, Montesinos, Orihuela y San Miguel de las Salinas)

Juan vive en Rojales, el valor de los 500 m2 de suelo  de su casa es de 12 mil euros, después de tenerla 10 años pagaría 750 Euros de plusvalía. Su primo Pepe tenía la suya con la misma parcela en San Luis, la vendió hace 3 meses  y le soplaron siete mil euros de plusvalía.

Tampoco sería tan grave si el valor del suelo se hubiese regulado con la caída real de los precios.

Pero como ese no es el caso, nos perjudica a todo y cada uno de los ciudadanos que vende su casa en Torrevieja y a nosotros, los que vivimos de vender casas.

Los profesionales tenemos que mentar la plusvalía de Torrevieja con la boca chica, en mayor o menor grado minimizar su protagonismo para así posponer el dolor de bolsillo del vendedor hasta que hayamos concluido la operación. Entonces el vendedor tendrá la liquidación, y se acordará del profesional y toda su familia el resto de su vida.

¿Qué no es justo?

No será, pero es lo que hay, y como nadie hace nada, uno bendice la mesa y el resto exclama amén, seguiremos así hasta que todos se tengan que venirse conmigo a vivir a Rojales ó seguir ahorrando para poder pagar la plusvalía!
Abril 2010 Mona Nielsen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s